NOTICIASHACER DE LOS DERECHOS HUMANOS UNA REALIDAD GLOBAL

KERRI KASEM LUCHA POR LOS DERECHOS DE LA FAMILIA

Kerri Kasem (derecha) con su padre Casey Kasem, expresentador de radio de American Top 40 y una de las voces de Scooby Doo.

La presentadora de radio Kerri Kasem, hija de Casey Kasem, comparte su historia personal y lucha por garantizar los derechos humanos.

La gente piensa que las violaciones a los derechos humanos ocurren en Timor, Ruanda e Irán. Pero hay derechos humanos que se violan cada día, aquí en Estados Unidos de América”, dice Kerri Kasem, Embajadora de Unidos por los Derechos Humanos (UHR).

Kerri, cuyo padre Casey Kasem fue el presentador de radio de American Top 40 y una de las voces de Scooby Doo, vivió esto en persona. Perdió todo contacto con Casey cuando este desarrolló demencia y su esposa se convirtió en su tutora legal en el 2013. Se llevaron su teléfono y computadora, sus empleados fueron despedidos y prohibieron a su familia y amigos verlo.

Sin esperanza, indefensa, frustrada y enojada, Kerri pronto se dio cuenta de que no tenía a quién recurrir…, ni la policía ni los servicios de protección al adulto podían ayudarla.

“Me di cuenta de que los hijos adultos no tenían derecho a ver a sus padres enfermos”, dice Kerri. “Y los ‘aisladores’ ni siquiera tenían que decirle a los hijos adultos si sus padres enfermos habían muerto ni dónde fueron enterrados. Los derechos de mi padre a una familia, su derecho a vivir en libertad y a la seguridad, y su derecho a ser libre de tortura fueron negados. Incluso tras su muerte mi madrastra violó los derechos de mi padre: el derecho a una nacionalidad, enterrándolo en un país en el que nunca había estado, donde no tenía familia, aun cuando había nacido y crecido en Estados Unidos de América y quería ser enterrado aquí”.

Al hablar de su experiencia, Kerri comenzó a recibir cientos de cartas de individuos con experiencias similares, traumatizados, enojados y que nunca pudieron ver a sus seres queridos otra vez.

“Sabía que tenía que hacer algo al respecto”, dice. “Así que comencé creando la Fundación Kasem Cares (Kasem Cares Foundation) y empecé a viajar por todo el país educando a otros sobre sus derechos humanos fundamentales y luchando para hacer que esos derechos fueran una realidad a través de la ley”.

Kerri logró la aprobación del Proyecto de Ley para Visitas de Kasem Cares en California. La ley permite que los hijos adultos soliciten al juez el derecho de visitar a un padre, madre o ser querido enfermo, y establece que el tutor legal del padre o madre debe decirle a los hijos cuando su padre o madre está en el hospital, si ha muerto y dónde está enterrado. (La ley no fuerza visitas si el padre o la madre enferma no lo desea). Ahora es ley en 11 estados, y aspectos de ella han sido incorporados en proyectos de ley similares en otros nueve estados, lo que suma 20 estados que han aprobado proyectos de ley para frenar el maltrato, y hay más por venir.

“La gente piensa que las violaciones a los derechos humanos ocurren en Timor, Ruanda e Irán. Pero hay derechos humanos que se violan cada día, aquí en Estados Unidos de América”.

Poco después de la aprobación del proyecto de ley, Kerri recuerda a una mujer, llorando y sosteniendo una carta que le entregó a Kerri donde le agradecía por su trabajo. La mujer le dijo: “Pude ver a mi padre y estar con él antes de que muriera gracias a tu proyecto de ley”.

“En su esencia, el maltrato a las personas de la tercera edad es un tema de derechos humanos”, dice Kerri. “La gente da por sentados sus derechos humanos hasta que se los quitan, pero necesitan conocerlos ahora”.

Hoy en día, Kerri usa los materiales audiovisuales de UHR para entrenar fiscales, investigadores, agentes de la ley y administradores del servicio de protección al adulto sobre los derechos fundamentales que están en juego cuando se maltratan a personas de la tercera edad.

“Si conoces tus derechos humanos puedes cambiar tu ciudad, puedes cambiar tu estado, puedes cambiar tu país, puedes cambiar el mundo”, dice Kerri. “Conócelos y exige que la gente los respete y los defienda. Eso es lo que me enseñó mi experiencia”.



Necesitamos tu ayuda

Únete al movimiento internacional de los derechos humanos convirtiéndote en miembro de Unidos por los Derechos Humanos. Unidos por los Derechos Humanos (UHR, del inglés United for Human Rights) ayuda a individuos, educadores, organizaciones y organismos gubernamentales en todas las partes del globo a incrementar la consciencia de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

DESCARGAR »
DESCARGAR